La capacidad de escuchar historias es esencial para audiencias con discapacidad visual y para cualquier persona que quiera consumir contenido en movimiento.

Sorpresivamente, en 2021, la plataforma de medios con mayor alcance en Estados Unidos es el audio. Los datos publicados el mes pasado por Nielsen revelaron que la radio, solo un componente de este medio, llega al 88% de los adultos estadounidenses cada semana, por delante de las aplicaciones para móviles (85%) y la televisión (80%).

Cuando hablamos de audio, no solo nos referimos a la radio tradicional que conocemos de toda la vida, sino que nos referimos a los podcasts y la aparición del audio en otros lugares, como en las redes sociales.

 

¿Qué es un Podcast?

El Podcasting es el proceso a través del cual una persona, o un grupo de estas, elabora un contenido en formato de audio, un podcast, y lo cuelga en internet para que lo escuche el resto de personas.

A diferencia de un programa de radio, los podcasts están disponibles en cualquier momento y pueden escucharse en el teléfono móvil o en el ordenador.

 

 

¿Cómo pueden los Podcasts ayudar a las editoriales y librerías?

Leer historias es importante, pero escucharlas también es esencial para las audiencias con discapacidad visual y para cualquier persona que quiera consumir contenido en movimiento, bien yendo en coche, haciendo deporte, o practicando cualquier actividad que le permita dividir su atención.

Saber eso crea oportunidades para empresas de todas formas y tamaños. No es necesario ser una estación de radio para adoptar esta tendencia. Y para demostrarlo, a continuación vamos a describir 9 formas en las que diferentes editoriales estadounidenses han aplicado el Podcast en sus contenidos semanales con éxito.

 

Ideas de Podcasts que se pueden llevar a cabo

 

1. Cuenta la «historia detrás de la historia»

Las personas no solo están interesadas en los libros en sí, también pueden tener interés en la historia del autor, y en las experiencias que hay detrás del libro: ¿Cómo surgió la idea de escribir el libro, cuál fue el proceso, cómo se siente, qué palabras ofrece a sus lectores? Todo eso son preguntas que se le suelen hacer al autor cuando hace alguna presentación, o cuando se lo entrevista en video.

En este caso, el formato del Podcast hace posible la entrega de esa información interesante a través de un audio que pueden escuchar los lectores cuando quieran, lo que supone mucho menos esfuerzo que hacer un video, o preparar una presentación en una librería.

El audio es un medio perfecto para apoyar y dar voz al escritor, editor o librero.

 

2. Ofrece avances

¿Qué novedades literarias hay esta semana? Este es el enfoque que adoptó Cottage Grove Sentinel (OR) en 2019, cuando lanzó un podcast semanal. Su editora en ese momento, Caitlyn May, explicó lo siguiente:

 

En el podcast hablamos sobre cómo descubrimos la historia, las entrevistas que realizamos y por qué algo se incluyó o no. En general, dura entre cinco y 10 minutos, la duración perfecta para una excursión rápida a la ciudad, una vuelta a la escuela o una pausa para el café.

 

Más al sur, Herald and News, con sede en Klamath Falls (OR), ha experimentado con algo similar, un breve podcast de 2-3 minutos llamado Tomorrow’s Headlines Today que ofrece un adelanto de las historias del periódico del día siguiente.

 

3. Utiliza una narración extensa

No solo se pueden hacer Podcasts hablando de las novedades, o entrevistas con los autores, sino que hasta se pueden hacer Podcasts de una sola temática, e ir profundizando sobre el tema durante varias semanas en diferentes Podcasts.

Un ejemplo es el podcast Breakdown del Atlanta Journal-Constitution, ahora en su octava temporada. Cada temporada profundiza en un tema determinado, y la serie actual examina el caso de Ahmaud Arbery, un hombre negro de 25 años que recibió un disparo mortal el año pasado mientras salía a correr.

En el caso editorial, las temáticas podrían ser infinitas. Una temporada se podrían hacer Podcasts analizando en profundidad las novelas de Sherlock Holmes, otro podría tratar sobre la figura de la mujer en la literatura, otro podría ser un tema de interés para los editores, etc. Todo depende del público al que vaya dirigido.

 

4. Utiliza los servicios de texto a voz

Aunque hacer un Podcast lleva menos trabajo que editar un video o hacer una presentación, sí que requiere de una o varias personas hablando con voz clara. En el caso de no sentirse capacitado para eso, vale la pena echarle un vistazo a un servicio de conversión de texto a voz como Polly de Amazon, Play.ht y ReadSpeaker, donde tú le pasas un texto, y el programa te lo lee con voz humana bastante realista.

Parece extraño, pero hoy en día hay miles de videos de Youtube con millones de visualizaciones donde se utilizan estos programas de voz, pues lo que le importa al público no es la voz en sí, sino lo interesante que es lo que se cuenta.

 

5. Pasa los mejores Podcasts a vídeo

Relacionado con lo que se ha mencionado anteriormente, los videos de Youtube donde se explica contenido interesante generan un gran interés y un número sorprendente de visitas, y es que hay que tener en cuenta que el audio es menos viral que el video, e históricamente también ha sido más difícil de compartir en las redes sociales, no como los videos, que cuentan con el aspecto visual.

Así pues, hacer un video utilizando el audio del podcast, y acompañarlo con imágenes relacionadas con lo que se habla, es una buena forma de conseguir más visibilidad. El montaje y la edición no deben ser necesariamente difíciles, sino mira como este video, de tan simple creación, ha adquirido tanta popularidad siguiendo estos mismos pasos:

 

El exorcismo real de Emily Rose fue más terrible que en la película 

https://www.youtube.com/watch?v=JDTnPxekoxo&ab_channel=WeirdHistoryWeirdHistory

 

Como se puede apreciar, este video podría ser un Podcast perfectamente, pues es un audio donde se habla de un tema algo morboso pero que llama la atención de la gente. A este Podcast, pero, se le han añadido imágenes estáticas que van acompañando la voz, y solo por eso se han conseguido más de 3 millones de visitas en Youtube.

Por este tipo de cosas, es importante hablar sobre temáticas interesantes, y si algún podcast destaca mucho, hacerlo en versión vídeo para alcanzar a más gente.

 

6. Si no quieres hacer videos…

La otra opción para compartir un elemento poco visual como el podcast en las redes sociales, es utilizando herramientas como Headliner, que crea fragmentos de audio visualmente atractivos para plataformas como Twitter e Instagram.

Tanto esta como otras aplicaciones ofrecen versiones gratuitas para empresas que quieran experimentar con este formato para generar participación y oportunidades de venta, de una manera que no requiera demasiado tiempo, ni sea técnicamente difícil.

Deja un comentario